Espacios Cardioprotegidos

¿Por qué la presencia de desfibriladores?

La cardioprotección de espacios públicos es uno de los puntos fuertes en prevención para evitar la muerte súbita. Los conocimientos de RCP y la instalación de desfibriladores fuera del ámbito hospitalario es, además de un requisito obligatorio en ciertas comunidades autónomas, una medida social que salva vidas.

Las enfermedades cardiovasculares están más presentes de lo que pensamos en nuestra población, ya que forman parte de las primeras causas de fallecimiento en España.

A estos datos se suman los más de 30.000 casos de paradas cardíacas anuales, cifras que deben ser reducidas mediante prevención y difusión del cuidado del corazón.

DESAS de uso público

Los desfibriladores son equipos sanitarios que ayudan a revertir la parada cardíaca. Los expertos afirman que, junto a las técnicas de RCP, son el tratamiento más eficaz para tratar la parada cardíaca desfibrilable. Ante una parada cardíaca, si aplicamos el desfibrilador en el primer minuto, las posibilidades de supervivencia aumentan hasta un 90%.

En los centros de trabajo los desfibriladores son un elemento de prevención ante episodios cardíacos, ya sean de forma repentina o por enfermedad cardíaca del empleado. De hecho, las Comunidades Autónomas con normativa obligatoria consideran los medianos y grandes centros de trabajo como lugares donde es obligatoria su presencia.

desfibriladores PRL

Obligación de instalación en España

Cada Comunidad Autónoma regula de forma diferente la instalación y uso de los desfibriladores, siempre bajo el Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo.

Cada CCAA regula los requisitos de instalación específicos (como por ejemplo cartelería y señalización concreta), conexiones con el 112 obligatorias o no, formación y los requisitos en el registro de los desfibriladores, entre otras.

Conoce la normativa en cardioprotección de cada CCAA en el siguiente enlace.

Reanimación Cardiopulmonar (RCP)